منتديات اغليتك منتديات عامة اخبار اوربا Guerra entre okupas con televisi?n, ordenador, iPad y patinete eléctrico
Reem Senior Member

"Dos personas en actitud sospechosa est?n cambiando la cerradura de un piso del n?mero 7 en la calle Benelux". El aviso lleg? a la Guardia Civil de Valdemoro sobre las diez de la noche del pasado 26 de mayo.

Creyendo que se trataba de dos ladrones que intentaban entrar en la vivienda, los agentes acudieron inmediatamente, pero lo que encontraron al llegar les rompi? todos los esquemas: dos parejas de okupas enfrentados por el piso en el que los cuatro llevaban m?s de un mes conviviendo, pero que en realidad no es de ninguno de ellos.

"Pagamos 1.800 euros entre los cuatro para okupar este piso y ahora nos han cambiado la cerradura y no nos dejan entrar", se queja Mar?a, una de las okupas expulsada por sus compa?eros de piso







"Pagamos 1.800 euros entre los cuatro para okupar este piso y ahora nos han cambiado la cerradura y no nos dejan entrar. Acordamos en un principio que nosotros nos encargar?amos de la limpieza de la casa mientras que la otra pareja, amigos nuestros, trabajaban, pero he sufrido un aborto y ya no puedo ayudar, as? que hemos discutido", explic? a la Guardia Civil Mar?a, una granadina de 19 a?os, mientras se afanaba por entrar a la que, defiende, es su casa y la de su pareja, un hombre ecuatoriano llamado Bruno, aunque realmente la propiedad es de la Comunidad de Madrid.

Image ID:
105143729
Parte de las pertenencias que Mar?a y Bruno encontraron tiradas en un rellano
CEDIDA
/clip/488bbe4c-4c16-4191-a165-e765ba5d4db6_source-aspect-ratio_default_0.jpg
1080
1920

Seg?n confirma la joven a este canal de investigaci?n y sucesos, ella y su novio okuparon la vivienda el pasado mes de abril. Lo hicieron junto a una amiga suya y su pareja: "sé que no est? bien, pero no nos metimos en casa de nadie, sino en una vivienda vac?a. Yo estaba embarazada y no ten?a d?nde vivir, no pod?a hacer otra cosa".

De acuerdo con la documentaci?n del caso, a la que ha accedido este medio, los problemas llegaron cuando la otra pareja con la que Mar?a y Bruno conviv?an, Adriana y Alexandru (de Colombia y Ruman?a), quisieron echarlos de la casa para instalar en su habitaci?n a la madre de ella: "nos est? amenazando a mi pareja y a m? desde hace una semana para que abandonemos el piso porque va a venir desde Colombia la madre de ella y necesitan la habitaci?n", denunci? Mar?a ante la Guardia Civil.

Una de las okupas culpa a sus compa?eros de piso del aborto que sufri?. Asegura que, estando embarazada, la coaccionaban para que se marchara: "Me quitaban el agua caliente mientras me estaba duchando, pusieron un sistema de vigilancia y no nos dieron la clave"







Sin luz ni agua caliente

En su denuncia, la chica a?ade que "desde que tuve el aborto estoy sufriendo coacciones por parte de la otra pareja. Me quitan la luz y el agua caliente mientras me estoy duchando. Han puesto un sistema de vigilancia del que no nos han dado la clave y ahora han cambiado la cerradura de la casa sin proporcionarnos una nueva". Incluso llega a culpar a sus compa?eros de piso de haber perdido a dos bebés: "Me he visto obligada a abortar por la situaci?n que han generado, porque me he visto obligada a vivir en la calle por estas personas".

Ante la gravedad de sus acusaciones y para aclarar los hechos, la Guardia Civil tom? declaraci?n a la otra pareja de okupas, Adriana y Alexandru. La colombiana y el rumano admitieron que hab?an instalado en la casa un sistema de vigilancia "para saber quién entra en el domicilio, porque las visitas que traen nuestros compa?eros no son agradables".

Una habitaci?n libre

Adem?s, reconocen que necesitaban que Mar?a y Bruno dejasen libre su habitaci?n para poder alojar a la madre de Adriana, pero niegan haberlos coaccionado o amenazado. Es m?s, aseguran que fueron Mar?a y su novio quienes se comportaron de manera violenta con ellos al no poder entrar en el piso e incluso llamaron a varios familiares de ella para que les atacaran.

En un primer momento, ninguno de los cuatro okupas quiso interponer denuncia por lo ocurrido. En presencia de la Guardia Civil, Adriana y Alexandru se comprometieron a volver a colocar la cerradura original a la puerta de entrada y a solucionar lo ocurrido con la otra pareja. Pero solo diez minutos después de que se marcharan los agentes, las dos parejas volvieron a pelearse y Mar?a y Bruno acabaron denunciando a sus compa?eros de piso por un delito de coacciones.

Una denuncia que ampliaron poco después cuando la pareja regres? al piso, acompa?ados por agentes de la Guardia Civil, y comprobaron que todas sus cosas hab?an desaparecido. "Era como si nunca hubiéramos vivido all?. Ellos se hab?an deshecho de todo lo que ten?amos, de lo poco que pod?amos aprovechar para empezar nuestra vida en otra parte", recuerda Mar?a a este medio.

Image ID:
105144022
Mar?a también ha denunciado a los okupas con los que conviv?a por robarle a su gata
CEDIDA
/clip/cc377889-a772-45a6-ad96-81d074841e68_source-aspect-ratio_default_0.jpg
1536
2048

Una pulsera y dos anillos de oro

En su denuncia acusan a sus excompa?eros okupas de robarles un ordenador valorado en m?s de dos mil euros, un iPad, un patinete eléctrico, un televisor, dos teléfonos m?viles, una pulsera y dos anillos de oro, adem?s de ropa y 200 euros en efectivo. También, una gata de color gris llamada 'Tormentita'.

"Algunas de nuestras cosas, las que tienen menos valor, las tiraron en un rellano cerca del piso. Otras no sabemos qué han hecho con ellas. La que m?s me duele es mi gata, que a saber si la dejaron escapar o qué le hicieron. La estoy buscando desde entonces", se?ala Mar?a. "Ella era mi amiga, nunca pensé que nos har?a algo as?", a?ade en alusi?n a la otra okupa de la casa.

El juzgado de instrucci?n 5 de Valdemoro investiga a Adriana y a Alexandru por delitos de coacciones y hurto, aunque el fiscal ha rechazado dictar una orden de alejamiento para impedir que puedan acercarse a sus compa?eros, tal y como hab?a solicitado Mar?a.

"Ning?n v?nculo con la propiedad"

"Se observa que el presente procedimiento se inicia por un problema de convivencia entre los implicados en una vivienda que ni siquiera es de ninguno de ellos, por lo que la soluci?n a dicho conflicto se anticipa sencilla. Cualquiera que no desee continuar en esa relaci?n de convivencia puede cesar de la misma, sin que exista ning?n v?nculo obligacional ni con la propiedad de la vivienda ni con los dem?s convivientes", concluy? la jueza en un auto del pasado 27 de mayo, en el que no da la raz?n a ninguna de las dos parejas de okupas.

Mientras el conflicto entre ellos se resuelve en el juzgado, por el momento los ?nicos que han ganado son los vecinos de la calle Benelux, que ya se hab?an quejado de los problemas provocados por los inquilinos del bajo. Gracias al esc?ndalo ocasionado entre los okupas, han logrado desalojarlos de la vivienda. Como ha podido comprobar este medio, sabiéndose en el punto de mira de la justicia y la Guardia Civil, los cuatro han abandonado la casa.



أكثر...

أدوات الموضوع
انواع عرض الموضوع

Powered by vBulletin® Copyright ©2000 - 2024, Jelsoft Enterprises Ltd. منتديات اغليتك
adv aglitk by : aglitk
جميع الحقوق محفوظة منتديات اغليتك